You are missing some Flash content that should appear here! Perhaps your browser cannot display it, or maybe it did not initialize correctly.

Historia

Fundación Rural es creada en diciembre de 1998 por el empresario mendocino Gerardo Cartellone. 
Con el convencimiento de poder devolver a la comunidad lo que había recibido de ella y siguiendo su pasión por el campo y la problemática productiva, decide dar forma a una entidad sin fines de lucro que tuviera como finalidad principal mejorar las condiciones de vida del hombre de campo y difundir la formación técnica a nivel regional.

Por este motivo y siendo además Director de la Delegación Zonal Distrito Nro. 12 Mendoza y San Juan de la Sociedad Rural Argentina, Fundación Rural comienza sus actividades con la organización de encuentros, seminarios, conferencias y charlas técnicas vinculadas a la producción agropecuaria de Mendoza.
 
En el año 1999 por intermediación de Fundación Rural y con el acuerdo del Ministerio de Economía de la Provincia de Mendoza y de la Sociedad Rural Argentina, se realizaron las gestiones que facilitaron la conformación de una entidad dedicada al desarrollo rural: la Fundación Instituto de Desarrollo Rural (IDR). Este fue el primer organismo mixto de la provincia dedicado a la investigación y el apoyo a los actores rurales. Fue integrado por 35 entidades, 7 de ellas pertenecientes al ámbito estatal y 28 privadas de distintos sectores productivos y cámaras empresariales.
 
Gracias al apoyo brindado por Fundación Rural (entidad adherente de IDR) esa institución funcionó durante diez años en las instalaciones cedidas de calle 9 de Julio y Godoy Cruz de la Ciudad de Mendoza.
 
Las actividades que desempeñó Fundación Rural como sede de la Delegación Zonal de la Sociedad Rural Argentina, Distrito Nro. 12 Mendoza y San Juan, se extendieron hasta setiembre del año 2002 en donde se desvinculó formalmente de esa entidad.
 
Desde ese momento, Fundación Rural tomó el desafío de incorporar nuevos objetivos, ampliando sus propósitos institucionales. Hizo propia una oferta de capacitación no formal, con un formato flexible y adaptado a las necesidades de formación de un público interesado en los microemprendimientos rurales, la producción agroalimentaria y la formación técnica agraria.
 
La Fundación se dedicó a promover la enseñanza técnico agraria de la provincia y por esta razón, y a partir de la firma de un Convenio con la Dirección General de Escuelas, se realizó un relevamiento de todas las escuelas que brindaban la modalidad técnico agraria en la Provincia, su situación, principales demandas de formación y recursos disponibles, ya que había en el país una escasez de recursos humanos calificados para el agro.
 
Luego de recorrer todas las escuelas de la modalidad en la provincia, realizó un informe que fue presentado a la Dirección General de Escuelas. Como resultado del relevamiento, Fundación Rural de acuerdo con las necesidades detectadas, colaboró en el armado de proyectos institucionales de educación y trabajo para que las escuelas pudieran obtener recursos educativos y económicos mediante el Régimen de Crédito Fiscal. Este trabajo se realizó durante cuatro años consecutivos.
 
Posteriormente, la Fundación promueve la creación de un Consejo para nuclear a escuelas técnico- agrarias, brindándoles información, asesoramiento y capacitación en diversas temáticas.


Fundación Rural como Instituto Privado de Capacitación Laboral

 
En el año 2004, la Fundación se inscribe como Instituto Privado de Capacitación Laboral (IPCL) ante la Dirección General de Escuelas, y comienza a dictar cursos relacionados con el ámbito agrícola, ganadero y agroalimentario bajo esta nueva figura. Esto le permite a la institución poder brindar cursos con el aval de la Autoridad Educativa.
 
Ese año se sanciona la Ley de Educación Técnico Profesional, la cual destina una importante cantidad de recursos para que las escuelas técnicas del país puedan presentar proyectos institucionales en busca de financiamiento. La Fundación participó activamente con todas las escuelas de la modalidad agraria de la provincia haciendo reuniones en los oasis productivos y asesorando sobre el llenado de los formularios para la presentación de dichos proyectos institucionales.
 
A partir del 2009, Fundación Rural en consonancia con la situación económica y social del país, incorpora a sus ejes de trabajo su preocupación por los temas de origen social. Realizó encuentros con el Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil (Ex COSE). Se elaboraron distintas líneas de acción para colaborar con esa Institución. A través de un convenio con el Ministerio de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos se acordó la realización de aciones de capacitación en el Complejo Penitenciario de Almafuerte.
 
Actualmente, ha propuesto proyectos y mantiene actividades de colaboración con el Sistema de responsabilidad Penal Juvenil con el objeto de ayudar a la reinserción laboral y social de jóvenes con problemas judiciales.